Envidia o inspiración

A veces me es difícil aceptar que mientras yo estoy por el suelo, hay personas a las que les vaya tan bien.

La razón detrás de eso no es que quiera un mundo de desempleados, como yo, es que quiero saber que es lo que esas personas hicieron bien y en que me equivoque yo, para vivir situaciones opuesta. Pienso que si yo supiera que diferencia hay entre sus acciones y las mías, entonces podría mejorar y conseguir lo que quiero. Por lo que me obsesiono con lo que hago mal, qué no se qué es, y con lo que ellos hacen bien, que tampoco sé qué es, y voy por la vida obsesionada con esas diferencias; en vez de sólo ocuparme de hacer mis cosas lo mejor posible, que también me esfuerzo por hacer.

En otras ocasiones he conocido gente a la que le va bien y me han servido de inspiración y me motivan a no rendirme, pero al mismo tiempo me entra la duda de si tuvo algún tipo de ayuda o si yo soy muy mala en lo que hago. Entonces siento que de cierta manera esa inspiración, que sentí en un principio, se vuelve envidia y me siento como una mala persona.

Y así voy por la vida preocupada por mi desempleo y por lo que pienso de otras personas que sí tienen empleo. Vivo en un torbellino de pensamientos que me cansan.

Comentarios